Presentación de Gestión de Fincas Lavimar, S.L.



Gestión de Fincas Lavimar, S.L., se dedica a gestionar de formar eficiente y transparente Comunidades de Propietarios, esforzándose por ofrecer un servicio ágil y de calidad que satisfaga las necesidades particulares en cada caso.

Con una experiencia contrastada en el sector, ofrecemos una atención directa a los propietarios, trabajando constantemente para optimizar los costes de los mantenimientos, servicios y suministros contratados por la Comunidad.

Conozca nuestros servicios
¿Quiere ver nuestras instalaciones?

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

¿Es posible convocar una Junta de vecinos a través de correo electrónico?



¿Es posible convocar una Junta de vecinos a través de correo electrónico?
Una Junta de Propietarios debe convocarse como mínimo una vez al año y cada vez que el Presidente de la Comunidad lo considere necesario o así lo exija un número concreto de propietarios tal y como establece la Ley de Propiedad Horizontal.

La convocatoria de propietarios debe ser notificada a todos los comuneros a través de una citación que de acuerdo con lo que establece la Ley de Propiedad Horizontal en el apartado segundo del artículo 16 debe realizarse en el domicilio que el propietario haya indicado como tal a efectos de notificaciones o en su defecto en el espacio perteneciente a la comunidad del que sea propietario.

Hay que tener en cuenta que esta es una obligación y que en caso de no cumplimiento es posible la impugnación de los acuerdos alcanzados en tal reunión.

 En cuanto a la posibilidad de que la notificación de convocatoria de una junta de vecinos se realice por correo electrónico, la jurisprudencia no es tajante pero sí establece que en caso de que un vecino impugne un acuerdo alegando la falta de notificación cuando esta se realizó por este método, la comunidad debe acreditar la recepción del mismo por parte del vecino apelante.

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

Reclamación de deudas a bancos



Reclamación de deudas a bancos
Los datos de 2013 establecen que a las comunidades de vecinos se les adeuda más de 1.700 millones de euros, cuantía que se verá incrementada durante este 2014. Esta situación tiene su razón de ser en el momento de crisis que vive nuestro país por el que muchas familias no pueden hacer frente a los gastos de su comunidad, ordinarios o extraordinarios, duplicándose los casos de impagos.

Sin embargo, no todas estas deudas corresponden a familias que residen en el inmueble pero no pueden hacer frente a los gastos sino que en muchas ocasiones los pisos ya han pasado a manos de entidades bancarias que a pesar de quedarse con la propiedad no hacen frente a las obligaciones que ello supone.

Las Comunidades de vecinos ven muy difícil poder reclamar frente a estas entidades el pago de las cantidades debidas, bien por no encontrar un interlocutor válido o bien porque el proceso es largo y complicado ya que los propios mecanismos y organización interna de la entidad suponen un retraso en la posibilidad de regularizar la situación adecuadamente, incluso cuando por sentencia firme se ha declarado la obligación del pago de las cuotas por la entidad actual propietaria del inmueble.  

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

Obligación de los bancos a comunicar sobre desahucios



Una de las razones de la morosidad en las comunidades de propietarios viene dada por el impago de cuotas u obligaciones de las que son responsables las entidades financieras.

Precisamente, con el objetivo de terminar con este tipo de morosidad la comisión de Economía del Congreso ha aceptado una proposición no de Ley para evitar que las entidades financieras retrasen intencionadamente hacer pública la titularidad sobre un inmueble con el fin de eludir el pago de estas cantidades.

Las entidades financieras como consecuencia de las ejecuciones realizadas sobre viviendas o locales pasan a ser titulares de estos inmuebles por lo que deberían llevar a cabo la oportuna inscripción en el Registro de la Propiedad y como propietarios hacer frente a las cargas que comporta esta condición frente a las comunidades de propietarios, lo que de acuerdo con los datos parece que en muchas ocasiones no se produce.

Esta propuesta busca obligar a las entidades financieras que en el plazo de siete días tengan que realizar una comunicación sobre el cambio de titularidad del inmueble para que se puedan llevar a cabo los trámites necesarios y poder asignar las obligaciones correspondientes como propietarios, así como hacer frente a las obligaciones vencidas.

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

La calle particular también es un elemento común



La calle particular también es un elemento común
Existen casos en la realidad judicial en los que es necesario delimitar el concepto de calle particular, el cual no está reconocido expresamente por la normativa sobre propiedad horizontal.

Partiendo del concepto de calle pública, una calle particular es aquella que se destina a la circulación de personas y automóviles que son propietarios de una propiedad horizontal, fundamentalmente porque suele ser la única vía para acceder a la misma.

Dada esta definición aproximada y en aplicación de los dicho tanto por el Código Civil en el artículo 396 como por la Ley de Propiedad Horizontal en el 7 este elemento se configura como un elemento común del edificio y de que los dueños son copropietarios, por lo tanto.

 En tanto que la alteración que puede sufrir una calle particular por voluntad de uno o varios propietarios no supone la alteración del título constitutivo, de acuerdo con la normativa, no es necesaria la unanimidad en los acuerdos comunitarios requeridos ya que, en principio, no suponen que se produzca ningún perjuicio a otros copropietarios. Puede haber cierta polémica respecto a los locales sitos en la calle particular pero tal perjuicio parece que no existirá si se respetan los horarios de apertura establecidos.  

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

¿En qué ocasiones se aplica la Ley de Propiedad Horizontal?



La Ley de Propiedad Horizontal que tanto hemos mencionado y estudiado se aplicará en tres determinadas ocasiones, las cuales explicaremos a continuación.

En primer lugar, “a las comunidades de propietarios constituidas con arreglo a lo dispuesto en el artículo 5”, esto es, a las comunidades de propietarios constituidas formalmente mediante el otorgamiento del correspondiente título cuyo contenido lo encontramos en el artículo 5º de la Ley de Propiedad Horizontal.

En segundo lugar, “a las comunidades que reúnan los requisitos establecidos en el artículo 396 del Código Civil y no hubiesen otorgado el título constitutivo de la propiedad horizontal”, esto es: a aquellas comunidades que si bien cumplen los requisitos expuestos en dicho artículo no se han constituido formalmente.


Y en tercer y último lugar, “a los complejos inmobiliarios privados”, esto es, a los complejos inmobiliarios que reúnan los requisitos que se establecen en el artículo 24 de la Ley de Propiedad Horizontal.

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

Licencia de obra menor



Si queremos hacer una obra en nuestra vivienda, aunque sea pequeña, debemos pedir permiso al Ayuntamiento y pagar la correspondiente tasa. Para ello, debemos realizar una declaración responsable, que es el documento suscrito por una persona en el que manifiesta, bajo su responsabilidad, que cumple con los requisitos establecidos en la normativa vigente para realizar la obra en cuestión, que dispone de la documentación que así lo acredita y que se compromete a mantener su cumplimiento durante el periodo de tiempo inherente a dicho reconocimiento o ejercicio.

 En el caso de las obras en las viviendas, se considerará obra menor y, por tanto, habrá que realizar una declaración responsable, aquellos casos en los que se de obras de reforma parcial no estructural, reparación, renovación, modificación o sustitución de solados, techos, paredes, escayolas, chapados, instalación de fontanería, electricidad, calefacción, saneamiento y otros, pintura, estucado y demás revestimientos y carpintería interior, supresión de barreras arquitectónicas que permitan convertir las viviendas en accesibles o practicables, cuando concurran determinadas circunstancias.

 Las declaraciones responsables permiten la realización de la obra desde el día de su presentación, sin perjuicio de las facultades de comprobación, control e inspección que pueda desarrollar la Administración.

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social: