Presentación de Gestión de Fincas Lavimar, S.L.



Gestión de Fincas Lavimar, S.L., se dedica a gestionar de formar eficiente y transparente Comunidades de Propietarios, esforzándose por ofrecer un servicio ágil y de calidad que satisfaga las necesidades particulares en cada caso.

Con una experiencia contrastada en el sector, ofrecemos una atención directa a los propietarios, trabajando constantemente para optimizar los costes de los mantenimientos, servicios y suministros contratados por la Comunidad.

Conozca nuestros servicios
¿Quiere ver nuestras instalaciones?

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

Obras en la fachada realizada por los locales



Los locales, para llamar la atención de sus clientes y destacar del resto de la competencia, pueden hacer más atractivos sus locales modificando o pintando su fachada de otro color que no sea el de la comunidad, bien de colores llamativos o los propios corporativos de su marca comercial.

Aunque en el título o escritura les autorice a hacer esos cambios, ello no supone que tengan carta blanca sin límite alguno para realizar cualquier modificación de la fachada, sino que han de pedir autorización a la comunidad, y que si no lo hacen, la comunidad le puede requerir al titular del local a que la reponga con los colores originales por obra inconsentida, siempre que les suponga un perjuicio, más que por haber realizado la obra sin autorización.

No obstante, el Tribunal Supremo va marcando un criterio flexible en lo que concierne a las modificaciones más comunes, como pueden ser la colocación de chimeneas de extracción de humos para locales de restauración, donde las comunidades de vecinos suelen ser muy reticentes incluso cuando vaya acompañado de proyecto,  o aperturas de huecos o ventanas…, ya que entiende que los locales han de tener los instrumentos necesarios para el ejercicio de su actividad y para facilitar el conocimiento de su existencia mediante la publicidad.


Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

Subvención para la adaptación de las antenas de las comunidades de propietarios al dividendo digital



¿Quién está legitimado para pedir la subvención?
Única y exclusivamente aquellas comunidades de propietarios que dispongan de NIF, cuenta bancaria propia, se rigan según lo dispuesto en la ley de propiedad horizontal y tengan instalada una antena colectiva de monocanales o centralita programable.

¿Qué cuantía pueden solicitar?
La cuantía depende de si hay que cambiar la centralita programable que entonces son 100€, o los amplificadores monocanales que van desde 150€ si solo se cambia uno hasta los 550€ si se cambian cinco.

¿Qué se necesita para solicitar la subvención?
Requisito imprescindible es que la instalación sea hecha por un instalador de telecomunicaciones registrado, el cual nos ha de dar un presupuesto detallado de trabajos a realizar y piezas a cambiar. También nos ha de proporcionar un boletín en el que indique la instalación que había en el edificio y los cambios realizados en la misma para adaptarla a la nueva TDT y por último le hemos de pedir una factura también detallada que refleje los trabajos realizados.

¿Cuándo comenzará el Gobierno a abonar la subvención?
Es en el mes de enero del 2015 cuando el gobierno comenzará a abonarlas según el orden de presentación hasta el agotamiento de los fondos que es de 280 millones de euros.



Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

Supresión de barreras arquitectónicas



Supresión de barreras arquitectónicas
La Ley de Propiedad Horizontal recoge dos posibilidades en relación con la incorporación de instalaciones para la supresión de barreras arquitectónicas en una comunidad de propietarios. Las obras a las que se refiere la Ley son las que permiten la accesibilidad universal y las requeridas a instancia de los propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad, o mayores de setenta años con la finalidad de asegurar un uso adaptado a sus necesidades de los elementos comunes, por ejemplo la instalación de rampas, que favorezcan su comunicación con el exterior.

En primer lugar, si el importe repercutido con carácter anual por la colocación de las mismas no supera doce cuotas mensuales, una vez que se hayan descontado las posibles subvenciones de las que se puede beneficiar la comunidad, esta deberá acometerlas obligatoriamente sin que exista acuerdo previo de la Junta de Propietarios y requieran o no la modificación de los estatutos.

En caso de que el importe sea superior a las doce mensualidades mencionadas anteriormente, es necesario que concurra el acuerdo de la comunidad con el voto favorable de la mayoría de los propietarios que representen la mayoría de las cuotas de participación.  

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

Licencia de obra menor



Licencia de obra menor
Una comunidad de propietarios que quiere ejecutar algún tipo de obra en su comunidad deberá realizar una comunicación previa para poner estos hechos en conocimiento de la Administración municipal que tenga competencias en urbanismo. Será necesario aportar los datos identificativos y demás requisitos exigibles para el inicio de la actividad.

Están sujetas a esta obligación como consecuencia de la ejecución de obras menores, esto es, aquellas que apenas tienen entidad constructiva y económica y que suelen referirse a trabajos de reparación o decoración que no precisan proyecto técnico.

Son obras menores aquellas realizadas en aras de la conservación y mantenimiento del edificio que no precisen la colocación de andamios, las de acondicionamiento menor en viviendas y locales como las de renovación o modificación de techos, paredes o calefacción; las que afecten a los exteriores del edificio, siempre y cuando no afecten a elementos estructurales ni impliquen la modificación general de fachada como reparación de portadas, canalizaciones y colocación de otras infraestructuras menores como las utilizadas para la radiodifusión sonora, televisión o la telefonía básica. Se unen a estas, los trabajos que se realizan para acondicionar los espacios libres de la parcela y que tienen por objeto el ajardinamiento o pavimentación.

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

Propietarios morosos, ¿cómo reclamar?



Propietarios morosos, ¿cómo reclamar?
La normativa aplicable a los inmuebles sometidos a un régimen de propiedad horizontal, encabezada por la Ley de Propiedad Horizontal, ha previsto un procedimiento para los casos en los que un copropietario no cumple con las obligaciones debidas por razón de ese título.

Se articula un procedimiento monitorio específicamente para las comunidades de propietarios en las que uno de ellos no cumple en tiempo y forma con las obligaciones que el artículo 21 de la Ley de Propiedad Horizontal establece a los mismos.

Este procedimiento se iniciará por parte del presidente de la comunidad o del administrador de fincas, si la Junta de Propietarios llega a tal acuerdo. El objeto del procedimiento es la reclamación al propietario moroso de aquellos gastos comunes a los que no ha hecho frente o la aportación correspondiente al fondo de reserva. El límite de la reclamación estipulada por la Ley es de 250.000 euros.

La Ley no obliga a que en este tipo de procesos haya que contar con la presencia de un abogado y/o procurador, sin embargo, si así se considera por la comunidad, los honorarios de estos profesionales podrán ser reclamados junto a las cantidades debidas a la misma al propietario moroso.

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social:

¿Puede el Presidente de una comunidad despedir al portero?



¿Puede el Presidente de una comunidad despedir al portero?
El Presidente de una comunidad es aquella persona que ha sido elegida por el resto de propietarios en una Junta para la representación de la Comunidad por lo que el criterio del Presidente será el de la Junta, sin perjuicio de la responsabilidad que sobre el recaiga derivada de tal representación.

Ello supone que no es necesario que en todas las actuaciones que el Presidente lleve a cabo como tal requiere de la autorización expresa de la Junta de Propietarios, sin embargo, lógicamente las acciones de este deberán seguir la línea de lo querido por estos y buscar el interés de la Comunidad.

La jurisprudencia contempla casos en los cuales el Presidente de una comunidad toma la determinación de despedir al portero que trabaja para la misma. Algunas de estas sentencias se inclinan por el sometimiento de esta decisión a la Junta que deberá aprobarlo por la mayoría de los propietarios asistentes que representen la mayoría de las cuotas de participación. Sin embargo, se ha aceptado el hecho de que el Presidente como representante legal de la Comunidad proceda al despido y posteriormente la Junta de Propietarios revoque o ratifique la decisión de este asumiendo las consecuencias de la misma.  

Solicitar más inforamción
Compártalo en su red social: